Alfombras antiácaros: La solución para las alergias

       

Alfombras antiácaros: La solución para las alergias

En este post vamos a hablarte de las alfombras antiácaros y por qué razones las has de comprar. Te explicaremos qué son y qué características tienen y en definitiva encontrarás la solución para decorar con alfombras tu casa aunque tengas a personas con alergia a los ácaros.

Por cierto. También te daremos unos consejos para que estés libre de estos arácnidos.

Cuando llega el invierno a todos nos apetece colocar alfombras en prácticamente todas las habitaciones de la casa. Son acogedoras, mantienen el calor del hogar e incluso te puede permitir andar descalzo que, dicho sea de paso, es toda una gozada.

Pero muchas familias se encuentran con el problema de que uno o varios de sus miembros son alérgicos a los ácaros. ¿Existe alguna solución para ellos? ¿Es posible encontrar en el mercado alfombras que no retengan el polvo?

La respuesta que te tenemos que dar es que sí. Que ya existen alfombras antiácaros y se llaman alfombras vinílicas. ¿Todavía no las conoces?

Alfombras antiácaros para todos los rincones de la casa

Las alfombras vinílicas son ya muy conocidas porque es una pieza para la decoración del hogar que ha conseguido repeler las partículas de polvo y por eso podemos decir sin temor a equivocarnos que son las alfombras antiácaros por excelencia.

Es la manera más segura de que las personas alérgicas puedan disfrutar de alfombras en cualquier espacio del hogar sin temor a los estornudos y al malestar general que suelen provocar ciertas alergias.

Desde luego que esta es una de las grandes ventajas de estas alfombras que están revolucionando el sector. Están hechas, como su propio nombre indica, de vinilo, una composición de PVC.

Esta composición es, además, la que te permitirá tener durante muchos años una alfombra que no se deteriore. Jamás la verás que se rasgue o que se deshilache.

Tienen una gran resistencia a los rayos UVA. Por tanto, también son excelentes para que las coloques en espacios exteriores como terrazas y jardines.

Más ventajas de estas alfombras antiácaros

Pero todavía hay mucho más. Esta resistencia permite que las pongas en cuartos de baño y cocinas porque resisten a la perfección tanto las altas temperaturas como las humedades.

Más cosas. También se las conoce como alfombras lavables. Porque son muy fáciles de mantener. Basta con que pases la escoba como con el resto de la casa y la tendrás siempre en perfecto estado de revista.

En caso de mancha sólo tienes que coger un trapo humedecido con un poco de agua y jabón neutro. No hará nunca falta que las lleves a la tintorería.

Y una de las cosas quizá más importante. Hay miles y miles de diseños con lo que no te costará encontrar ese modelo que case a la perfección con el estilo decorativo que tengas en una determinada habitación de tu hogar.

También las encontrarás de todos los tamaños y medidas. Puedes encontrar alfombras redondas que le darán un toque muy moderno a toda tu casa.

En muchas ocasiones encontrarás modelos que se asemejan a los suelos hidráulicos que tan de moda estuvieron en las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo. Desde luego que si tu opción es decorar con un estilo vintage te aconsejamos que las busques en una tienda especialidas en alfombras vinílicas.

Consejos para eliminar los ácaros

Como has visto por lo que te acabamos de contar si tienes personas con alergia a ácaros en casa las alfombras vinílicas son la solución. Pero estos “bichitos invisibles” no descansan y pueden estar en cualquier rincón de tu hogar a excepción de la alfombra si optas por comprar una alfombra de vinilo.

Por eso te queremos dar algunos consejos para eliminar los ácaros. Por ejemplo:

  1. No dejes de ventilar toda tu casa durante un buen rato todas las mañanas. Hazlo en especial en los dormitorios porque estos arácnidos tienen predilección por las sábanas y los colchones.
  2. Limpiar el polvo con un trapo húmedo para no levantarlo. Si lo haces con escoba las partículas continuarán flotado.
  3. Mantén la humedad de tu casa por debajo del cincuenta por ciento. En climas húmedos los puedes conseguir utilizando los aparatos deshumidificadores o bien el aire acondicionado.
  4. Puedes comprar fundas antiácaros para colocarlas en colchones y almohadas.
  5. Cambia las sábanas una vez a la semana. Para que los ácaros no se reproduzcan te aconsejamos que las laves a una temperatura de 60 grados centígrados.
  6. No uses ninguna alfombra o moqueta que no sea vinílica.

Esto es todo lo que te queríamos contar sobre las alfombras antiácaros. En definitiva no son otra cosa que las alfombras vinílicas. Ya puedes tenerlas y decorar toda tu casa sin temor a las alergias.

¿Habías oído hablar de las alfombras vinílicas como repelente del polvo y por tanto de las alergias? ¿Ya las estás utilizando? Contéstanos a estas dos preguntas en la sección de comentarios que verás más abajo.

 

Y si este post te ha resultado interesante, ¿sabes qué es lo que nos encantaría? Que lo compartieses con todos tus familiares, amigos y conocidos a través de las redes sociales. Te estaríamos muy agradecidos.

 

Publicado el 16/5/2019

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios